Saltar al contenido
ResumenOnline.com

Cómo pensar como un CEO

Tiempo de lectura: 5 minutos

Autor: Debra A. Benton

Sinopsis: Para ser un gran CEO, primero debes aprender a pensar como uno. En este libro encontrarás todas las habilidades y capacidades que debe poseer un CEO de calidad.

Continúe hasta que algo lo detenga, luego continúe.

“Cómo pensar como un CEO”, de Debra A. Benton

Resumen Cómo pensar como un CEO (How to think like a CEO)

Resumen

Un CEO (oficial ejecutivo en Jefe o gerente general de una empresa) es una persona que debe reunir ciertas cualidades para dirigir apropiadamente un negocio y un grupo de personas. En este libro, Debra A. Benton reúne el resultado de diversas entrevistas a CEO’s exitosos. Con cada uno de sus consejos, podrás no solo convertirte en un gran CEO, sino también pensar como uno.

¿Qué necesita un CEO?

Como en todo, podemos establecer niveles. En el CEO, usaremos la analogía de la escalada de una montaña. Solo ciertas cualidades y habilidades te permitirán llegar cada vez más alto.

Tal vez no seas un CEO perfecto (nadie lo es), pero si incorporas estas características vitales, podrás llegar a ser un CEO “casi perfecto”. El autor nos menciona 22 aspectos importantes para ser un gran CEO.

¿Cuáles son las cualidades fundamentales?

Aquí encontramos ocho cualidades de todo CEO “casi perfecto”:

Rasgo 1: seguridad en sí mismos

La confianza y seguridad son básicas para que un CEO alcance su objetivo. Del mismo modo, un buen CEO sabe rodearse de personas igualmente seguras y ambiciosas.

Rasgo 2: autocontrol

Más que habilidades mentales, el éxito en los negocios viene de una actitud mental firme y optimista. Sé amable cuando así se requiera y toma el control de tus decisiones, porque si no lo haces, otro lo hará.

Rasgo 3: tenacidad

Ningún obstáculo consigue quebrantar a un CEO tenaz y perseverante a la hora de alcanzar su objetivo. Las frustraciones o fracasos solo lo impulsan a seguir avanzando.

Sin embargo, en este punto debes saber también cuándo detenerte en un proyecto, pues puedes acabar perdiendo más de lo que ganes.

Rasgo 4: mejora continua

Un buen CEO nunca estará satisfecho con lo que sabe, por más que le resulte sencillo. Debes enfocarte en aprender algo nuevo cada día y vivir experiencias que te nutran como persona.

Rasgo 5: honestidad y ética

La integridad como persona es importante para un CEO. Debes ser honesto, justo, sincero y hablar siempre con la verdad. Jamás te involucres en engaños ni quiebres tus propias promesas.

Rasgo 6: pensar antes de hablar

Así evitarás hablar por impulso y serás conciso y directo en tu comunicación. Además, transmitirás seguridad y confianza.

Rasgo 7: originalidad

Todo buen CEO sabe cómo afrontar los problemas de forma original. Adáptate al cambio continuo con creatividad e imaginación.

Rasgo 8: modestia

Si eres un buen CEO, poco a poco irás mejorando y alcanzando el éxito. Sin embargo, no dejes que lo superficial te domine y mantente siempre modesto. Recuerda que tus logros deben estar en boca de los demás, nunca en la tuya.

Cómo hacer tu escalada más agradable

Con cinco cualidades, tu ascenso será mucho más provechoso.

Rasgo 9: cuidar el estilo

Debes adaptar tu comportamiento y estilo a la situación. Diferencia entre los momentos en los que debes ser directo, decisivo o conciliador. Para ello, tienes que aprender a escuchar y no comportarte de la misma manera con todos.

Rasgo 10: ser salvaje y temerario

La cobardía te alejará de tus objetivos. Aprende a detectar el momento adecuado para tomar riesgos, actuar un poco por salvajismo y atreverte desde el razonamiento y el instinto.

Rasgo 11: gracia

El sentido del humor dice mucho de la inteligencia de una persona. Como buen CEO, aprende a reírte de tus errores, pero también establece momentos de seriedad.

Rasgo 12: saber actuar

Todo buen CEO es también un buen actor. Recuerda que, así como tú evalúas el comportamiento de los demás, ellos hacen lo mismo contigo. Proyecta una imagen que te asegure respeto y confianza.

Rasgo 13: orientación a los detalles

Debes fijarte siempre en los detalles pese a que otro pueda estar haciendo dicho trabajo. Así mantendrás la precisión y evitarás errores a futuro.

Pasos finales

Para terminar, el autor nos muestra nueve habilidades que te permitirán alcanzar a la cima.

Rasgo 14: destacar en el trabajo y estar dispuesto a liderar

Para destacar es necesario tener conocimientos técnicos y saber relacionarte con las personas. Conforme vayas avanzando, debes estar dispuesto a liderar, es decir, a asumir riesgos y dirigir una empresa.

Rasgo 15: pelear por los tuyos

El respaldo de un buen CEO es fundamental para sus trabajadores. Ellos se sentirán seguros, además de involucrarse emocionalmente con los fines de la empresa.

Rasgo 16: admitir errores

Pese a lo bueno que puedas ser, nadie está libre de equivocación. Reconoce tus errores y corrígelos. Esto no quiere decir que debas disculparte, pero sí tienes que actuar firme y seguir adelante.

Rasgo 17: ser directo

Un buen CEO no se anda con rodeos. Expresa lo que necesita sin tanta retórica de adorno. Tus instrucciones u órdenes deben ser claras, concisas y directas.

Rasgo 18: agradar

Sé amigable con tus trabajadores. Esto no quiere decir que debas ser permisivo, sino que tienes que ofrecer un trato accesible y cercano a los demás. Cuando quieras exigir resultados, hazlo de buena manera y siempre desde el respeto.

Rasgo 19: ser curioso

Aprende a hacer preguntas y ser curioso respecto a los proyectos de tu empresa. Nunca realices una interrogación en forma de ataque, sino que debes aplicar el método conversacional y formal. Así, obtienes información valiosa que ayudará no solo a tu empresa, sino a tu formación personal.

Rasgo 20: ser competitivo

La competencia sana te llevará a desarrollarte mejor como persona. Involucra tus esfuerzos en la mejora continua y evita batallas que no valen la pena.

Rasgo 21: adaptarse al cambio

No quiere decir que seas indisciplinado, sino que debes saber ser flexible ante circunstancias imprevistas.

Rasgo 22: ser buen narrador

Todo CEO exitoso tiene la habilidad de comunicarse eficientemente, y qué mejor que hacerlo contando cuentos o anécdotas. Así harás agradable la conversación y mejorarás tu capacidad con las palabras.

Quién debería leer este libro

Este libro será de utilidad para directivos, gerentes o ejecutivos que estén proceso de ascenso dentro del mundo CEO. Los puntos que te ofrece son valiosos para tu formación personal y profesional.

Comprar Cómo pensar como un CEO