Saltar al contenido
ResumenOnline.com

Confía en mí, estoy mintiendo

Tiempo de lectura: 3 minutos

Autor: Ryan Holiday

Sinopsis: El mundo de los blogs es muy competitivo. A menudo se recurre a todo tipo de prácticas con tal de lograr unas cuantas visitas más. Conoce a fondo el mundo blogger y obtén el máximo provecho de él.

Los blogs necesitan tráfico, ser los primeros impulsa ese tráfico; por lo tanto se crean, de la nada, historias enteras para lograrlo.

“Confía en mí, estoy mintiendo”, de Ryan Holiday

Resumen Confía en mí, estoy mintiendo: Confesiones de un manipulador de los medios

Resumen

Con un título bastante provocador, Ryan Holiday nos habla de la importancia que han ido ganando los blogs y cómo estos pueden afectar el porvenir de internet y de la economía de la atención.

Enfocado en las ideas del marketing, el autor nos explica la manera de obtener provecho de ello, “manipular” los medios e incursionarse con paso firme en el mundo de los blogs.

Los blogs son negocios

Aunque, en principio, los blogs nacieron como alternativas baratas para que una persona expresara sus gustos, pasatiempos o cuestiones personales, hoy en día ya no es así. Más que pasatiempos, los blogs han pasado a ser un negocio para quien lo dirige. Por lo tanto, es más que un hecho que sus prioridades y lo que ofrecen han cambiado.

Si uno entra en un blog, puede encontrar anuncios de todo tipo. Estos permiten generar ingresos con cada clic. Si alguien entra a la página, no solo genera visitas, sino que ayuda a que su dueño obtenga un pequeño ingreso.

Lo malo de esto es que las cantidades percibidas por clic suelen ser muy reducidas, por lo que se necesitan miles de visitas para obtener unos buenos ingresos. Además, muchos anuncios suelen resultar molestos para los visitantes, por lo que en ciertos casos pueden ahuyentar a tu público objetivo.

Por ello, muchos blogueros optan por realizar artículos que directamente vendan o promocionen un producto. De este modo, la marca en cuestión le paga al bloguero, este genera el artículo y, a su vez, publicidad disfrazada de contenido que ofrecer para sus visitantes.

Siempre que venda o llame la atención, un blog publicará lo que sea

Literalmente, un blog puede publicar lo que sea y seguirá haciéndolo, si ello significa un incremento en el flujo de visitas y ganancias constantes. La competencia es ardua y sus dueños están dispuestos a publicar cualquier tontería con tal de acaparar el tráfico web y posicionarse en los buscadores.

Aunque, en manos de un mal bloguero, esto puede ser la ruina, pues generaría solo contenido mediocre, un buen publicista o experto en marketing hallaría en dicha estrategia una fuente interesante para generar visitas. Muchas veces, la basura vende y se puede obtener una enorme rentabilidad a partir de títulos llamativos, polémica y contenido superficial.

Los peligros de la industria de los blogs

Con todos estos puntos claros, es fácilmente entendible por qué el mundo de los blogs puede ser no solo altamente competitivo, sino autodestructivo y de poca confianza. A cambio de visitas, un bloguero suele recurrir a artículos pagados, polémicas y clickbait.

Como casi todo, usando en demasía dichos recursos se construye una mala reputación y el blog termina perdiendo calidad. Lo peor es que, a diferencia de una empresa, un blog siempre se vincula a una persona, por lo que los comentarios negativos van dirigidos más hacia ella que hacia su espacio en internet. Incluso cuando un blog corrige sus errores y trata de disculparse públicamente, el desliz ya se cometió y resultará muy difícil recuperar la confianza de sus visitantes.

Quién debería leer este libro

Aunque actualmente los blogs han perdido mucha popularidad, siguen siendo un buen espacio en el cual darse a conocer. Si estás interesado en iniciar uno y obtener ciertas ganancias a partir de él, este libro te será de ayuda. Con los beneficios vienen los riesgos, así que es mejor estar preparado para asumirlos.

Comprar Confía en mí, estoy mintiendo