Saltar al contenido
ResumenOnline.com

El inversor inteligente

Tiempo de lectura: 4 minutos

Autor: Benjamin Graham

Sinopsis: El colapso financiero de 1929 significó el auge de un inversor inteligente. Con este libro, tu podrás hacer lo mismo y aventurarte en el mundo de las acciones y los bonos.

El principal problema del inversor, e incluso su peor enemigo, es probablemente él mismo.

“El inversor inteligente”, de Benjamin Graham

Resumen El inversor inteligente

Resumen

La obra nos habla sobre Benjamin Graham, inversor londinense nacido en 1894. Este fue uno de los mayores economistas en el mercado norteamericano en la historia de la misma.

Considerado por muchos el mejor libro sobre inversores que haya sido escrito, su lectura debería ser obligatoria para todo aquel que desee invertir en la bolsa. Así, tendrá conocimientos sólidos y su inicio estará mejor encaminado.

Su autor adquirió renombre debido a la estrategia que aplicaba. El consejo de Graham era adquirir acciones infravaloradas y confiar en la inversión a largo plazo. A continuación, te dejamos un resumen de las ocho lecciones más importantes para ser un inversor inteligente.

El value investing y la importancia de invertir a largo plazo

Consiste en comprar activos por una cantidad menor al valor real. Para ello, como inversor debes realizar una concienzuda investigación para seleccionar aquellas acciones con un bajo coste, pero mucho potencial.

Cuando su valor en el mercado crezca y sea más acorde a su valor real, tú como inversor habrás obtenido unos beneficios.

El especulador y el inversor

Debemos establecer una clara diferencia entre ambos.

El inversor busca un negocio rentable y con beneficios, pues se considera dueño de una empresa.

En cambio, el especulador solo busca beneficios inmediatos sin importarle la empresa en la que deposita su confianza y su dinero.

Si te dejas llevar por especulaciones corres el riesgo de obtener resultados nefastos y perder tu dinero rápidamente. Sé un inversor, no un especulador.

Inversor pasivo e inversor activo

Aquí la diferencia radica en que un inversor pasivo se preocupa más por evitar pérdidas, mientras que un inversor activo enfoca su tiempo en la búsqueda de las mejores opciones de inversión.

Conoce el mercado de valores

Un inversor inteligente debe saber que el mercado de valores es impredecible. Habrá momento de pesimismo y otros de optimismo.

Lo que debes hacer es beneficiarte de ello: compra acciones cuando el mercado es pesimista y véndelas cuando reina el optimismo.

Margen de seguridad

Por muy cuidadoso que seas, siempre habrá pérdidas en algunas de tus inversiones. Sin embargo, debes asegurarte de que estas sean mínimas. Por ello, busca un margen de seguridad adecuado. Esto te evitará muchos problemas futuros.

Aprende a diversificar

No confíes todo tu dinero en una sola empresa o área de producción. No importa si parece ser el mejor negocio de tu vida, apostar todo tu dinero a una sola empresa te convierte en alguien totalmente dependiente de la misma, lo que incrementa el riesgo notablemente.

Diversifica tus acciones y correrás menores riesgos. Pero, además, diversifica también entre distintos tipos de inversión. Según el autor, no debes superar el 75% de inversión total en acciones. Lo demás podrías invertirlo en bonos.

El inversor y la inflación

Para protegerse de la inflación, un inversor inteligente compra acciones. Esto se debe a que, al escoger cuidadosamente las empresas en las que colocaremos nuestro dinero, generaremos activos que incrementen nuestro patrimonio en un valor mayor que el de la inflación.

El inversor y los fondos de inversión

Como último punto, Graham aconseja no dejarnos llevar por la rentabilidad de un determinado fondo: una rentabilidad pasada no asegura que en el futuro suceda lo mismo. Además, el autor no ve con buenos ojos los fondos de inversión, puesto que el coste de entrada es muy alto.

Quién debería leer este libro

Si quieres invertir pero careces de experiencia, este libro es perfecto para ti. Con su guía, podrás introducirte en el mundo de la inversión en la bolsa.

Pero también está muy recomendado si ya eres un inversor con mucho recorrido. El inversor inteligente, de Benjamin Graham, es un referente en el apasionante mundo de las inversiones.

Tanto si te dedicas a esto, como si planeas hacerlo, este debería ser tu libro de cabecera. El mismísimo Warren Buffett ha dicho sobre él que es “sin lugar a dudas, el mejor libro sobre inversión jamás escrito”.

Comprar El inversor inteligente