Saltar al contenido
ResumenOnline.com

Un pequeño paso puede cambiar tu vida: el método Kaisen

Tiempo de lectura: 3 minutos

Autor: Robert Maurer

Sinopsis: Pequeñas acciones, diarias, constantes y bien administradas, nos pueden llevar a alcanzar nuestros objetivos personales.

Si yo cambio, todo cambia.

“El método Kaisen”, de Robert Maurer

Resumen Un pequeño paso puede cambiar tu vida: el método Kaisen

Resumen

Efectivamente, en este libro se nos explica cómo un, aparentemente pequeño, paso puede generar cambios significativos en tu vida mediante el método Kaisen. Para entender en qué consiste, debemos referirnos a sus fundamentos.

Usualmente, se cree que para lograr un cambio significativo en nuestras vidas se debe ser radical e innovar, pero los casos en los que esta práctica funciona son escasos.

La alternativa es el método Kaisen, que consiste en dar pequeños pasos constantes que, a la larga, nos traerán enormes beneficios y nos acercarán a aquello que tanto anhelamos. Para conseguirlo, el autor nos ofrece cinco herramientas.

Haz preguntas pequeñas

En el camino hacia el cambio, solemos realizarnos interrogatorios constantes. Esto no está mal, pero lo que ocurre es que estas preguntas sirven solo para cuestionarnos negativamente, alarmarnos y estresarnos porque creemos que no podemos hacer nada bien.

Con el cerebro estresado y alterado, las ideas no fluyen. El método Kaisen propone realizar preguntas pequeñas y positivas, que sugieran cambios progresivos y realizables en el corto plazo. En lugar de preguntarte por qué estás gordo, pregúntate qué es lo que más te gusta de tí. Estas sencillas variaciones producirán un efecto positivo en tu mente.

Ten pensamientos pequeños

Para conseguir esto, el autor propone el método de modelar la mente. En lugar de altas dosis de optimismo, se prefiere pequeños pero graduales incrementos del mismo. Visualizarnos en una situación de la que seremos partícipes antes de que suceda, ayuda muchísimo a saber cómo actuar en ese momento y nos prepara para cuando así suceda.

Realiza acciones pequeñas

Las preguntas y pensamientos pequeños están bien, pero tarde o temprano es necesario que los lleves a la acción. Sin embargo, cuando esto ocurra, no te estreses pensando en hacer cambios radicales en tu día a día. Introdúcelos de manera gradual, casi imperceptible, pero hazlo. ¡Hazlo!

Si decides hacer ejercicio, no empieces creyendo que le vas a dedicar dos horas al día. Aún no estás habituado a eso. Lo mejor es que subas y bajes las escaleras de tu casa o salgas a caminar durante cinco minutos. Sí, por más ridículo e insignificante que parezca, esto servirá para no saturarte con demasiados cambios a la vez.

Resuelve problemas pequeños

Siempre que empezamos a realizar un cambio, por más pequeño que este parezca, van a aparecer problemas. Lo usual es ignorarlos, pero si esto se prolonga en el tiempo, crecerá y podrá crear un caos que exija detener todo el proceso que te llevó tanto tiempo planear y ejecutar.

Si decides entrenar y empiezas a sentir un ligero dolor en la rodilla, pero persistes con tus caminatas, el problema puede empeorar. El método Kaisen propone que ataquemos estos pequeños problemas, por más inofensivos que parezcan, y así nos ahorraremos mayores inconvenientes a futuro.

Reconoce momentos pequeños

Usualmente, solo podemos reconocer acontecimientos grandes y trascendentes en nuestra vida, como un regalo caro o una gran fiesta en nuestro honor. Aunque estos son positivos, el método Kaisen pretende que nos enfoquemos en los pequeños momentos, aquellos que solemos ignorar, pero que siempre están presentes. De este modo, sabremos valorar mejor lo que tenemos y hacia dónde nos están llevando estas pequeñas acciones.

Quién debería leer este libro

Creemos que este libro le puede servir a las personas que buscan solucionar problemas constantes en su vida y alcanzar objetivos individuales. Un largo camino comienza dando el primer paso. Pero, no solo eso, sino que un largo camino está compuesto por muchos pequeños pasos: esa es la idea que el autor nos quiere transmitir. Ladrillo a ladrillo, se construye el castillo.

Comprar El método Kaisen