Saltar al contenido
ResumenOnline.com

Inteligencias múltiples

Tiempo de lectura: 5 minutos

Autor: Howard Gardner

Sinopsis: El ser humano manifiesta su inteligencia en diversas áreas. Por ello, Gardner recurre al concepto de inteligencias múltiples y nos ofrece un abanico de posibilidades para que encontremos el área en el que mejor nos desenvolvemos.

Cada ser humano tiene una combinación única de inteligencia. Este es el desafío educativo fundamental: estimular a cada alumno de una forma personalizada.

“Inteligencias múltiples”, de Howard Gardner

Resumen Inteligencias múltiples: La teoría en la práctica

Resumen

En el ámbito de la psicología, el aporte de Howard Gardner ha sido significativo. Hoy te traemos uno de sus libros esenciales y que cambió la manera de entender y estudiar la inteligencia.

Tradicionalmente, la inteligencia se ha asociado a determinadas áreas del conocimiento humano (matemáticas, letras, etc.) y se han menospreciado aquellos talentos que destacan en otras materias (música, cocina y demás). La propuesta de Gardner parte por entender a la inteligencia de un modo diferente.

¿Qué es la inteligencia?

Para Gardner, la inteligencia es sobre todo una capacidad desarrollable. Por ello, se distancia de la típica concepción que la consideraba una capacidad para resolver problemas o elaborar productos valiosos.

Además, la inteligencia no se limita a lo académico, sino que es el entramado de lo que hoy conocemos como inteligencias múltiples.

Para definirlas como tal, Gardner estudió cómo se desarrollaban y manifestaban las habilidades de los niños. A partir de ello, estableció ciertos criterios para considerar que una habilidad sea inteligencia.

Criterios para denominarse inteligencias

Gardner identifica ocho criterios que sirven de guía para que una competencia alcance la categoría de inteligencia.

  • La inteligencia debe tener un soporte físico en el cerebro. Esto se identificaba cuando, tras un daño cerebral, dicha inteligencia quedaba atrofiada.
  • La existencia de sujetos sobresalientes y excepcionales en capacidades específicas.
  • La preparación del gatillo neural y su activación ante determinada información.
  • La modificación de la inteligencia a través del entrenamiento.
  • La plausibilidad evolutiva.
  • Tareas psicológicas experimentales.
  • Exámenes psicométricos.
  • Creación de un sistema simbólico específico.

Los tipos de inteligencia

El apartado medular del texto de Gardner se encuentra en la clasificación de los ocho tipos de inteligencia que propone.

Inteligencia lingüística

Por lo general, utiliza ambos hemisferios y es propia de los escritores. Dentro de todas las inteligencias, se la considera la más importante.

Su soporte biológico es el área de Broca. Una lesión en esa zona dificulta la construcción de frases sencillas.

Las personas con inteligencia lingüística tienen facilidad para la lectura y la escritura y para hablar y escuchar.

Las profesiones más relacionadas con esta inteligencia se vinculan a la política, la religión, el mundo de las ventas, la literatura, etc.

Inteligencia musical

Tiene que ver con el “buen oído” y es un talento propio de músicos, cantantes y bailarines. Esta inteligencia, por fuerte que sea desde el nacimiento, necesita estimularse para que alcance todo su potencial.

Se sostiene que su soporte físico se encuentra en el hemisferio derecho. Aunque no se conoce una ubicación específica, sí se han documentado daños cerebrales que produjeron amusia (pérdida de la habilidad musical).

Las habilidades que destacan son la de escuchar, cantar y tocar instrumentos con facilidad, así como componer y analizar piezas musicales.

Dentro de las profesiones encontramos a músicos, críticos musicales, compositores, cantantes, etc.

Inteligencia lógico-matemática

En este grupo se activa, sobre todo, el hemisferio izquierdo. Se vincula a las ciencias exactas, matemáticas y pensamiento lógico-abstracto.

Quienes poseen este tipo de inteligencia pueden identificar, calcular, formular y verificar hipótesis, así como desempeñarse con facilidad en los razonamientos inductivos y deductivos.

Aquí encontramos a matemáticos, científicos, economistas, ingenieros, etc.

Inteligencia espacial

Se considera que las personas con facilidad para hacer modelos mentales tridimensionales son aquellas que han desarrollado su inteligencia espacial. El hemisferio derecho cumple un papel central y cualquier lesión en él afecta la capacidad de orientarse, reconocer rostros y fijarse en los pequeños detalles.

La inteligencia espacial se vincula con habilidades para crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, realizar dibujos, y confeccionar modelos a escala.

Las profesiones en las que esta inteligencia se desarrolla ampliamente son variadas. Van desde artistas y fotógrafos, hasta arquitectos, publicistas, diseñadores, etc.

Inteligencia corporal-kinestésica

Las personas kinestésicas tienen desarrollada la capacidad de usar su cuerpo para resolver problemas o ejecutar diversas actividades con destreza y precisión. El soporte físico del control corporal se encuentra en la corteza motora y se ha identificado apraxia en aquellos con lesiones en esta área.

Las capacidades y habilidades de las personas con inteligencia corporal-kinestésica requieren de fuerza, velocidad, equilibrio, coordinación, etc.

En cuanto a las profesiones, destacan sobre todo los deportistas, bailarines, actores, escultores, cirujanos, etc.

Inteligencia intrapersonal

Consiste en la capacidad de formar una imagen certera y precisa de nosotros mismos. Ayuda a entender las necesidades y características que tenemos, así como reconocer cualidades y defectos.

En el aspecto biológico, la inteligencia intrapersonal se relaciona con los lóbulos frontales. Cuando estos se dañan, pueden conducir a una personalidad depresiva.

Estas personas son capaces de establecerse metas, evaluar sus desventajas y corregirlas, meditar, gestionar sus emociones y dar lo mejor de sí.

Una persona madura y con un conocimiento de sí mismo rico y profundo posee desarrollada la inteligencia intrapersonal.

Inteligencia interpersonal

Gracias a esta inteligencia podemos entender a los demás. Se relaciona con la habilidad de establecer relaciones humanas sanas, tener auténtica empatía y reconocer las motivaciones y emociones del otro.

En realidad, esta inteligencia es un complemento para las anteriores. Muchas de nuestras actividades diarias dependen de ella.

Desde el apartado biológico, la inteligencia interpersonal se ubica en los lóbulos frontales. De modo similar a la intrapersonal, cualquier lesión en esta zona puede ocasionar cambios profundos en la personalidad del individuo.

Al desarrollarla, tendremos facilidad para trabajar en equipo, dirigir uno, ayudar a las personas a superar sus problemas y demás.

Aquellos que destacan en la inteligencia interpersonal suelen aprovecharla dedicándose a la administración, la docencia, psicología, etc.

Inteligencia naturalista-pictórica

Al observar, estudiar y analizar la naturaleza, hacemos uso de la inteligencia naturalista-pictórica. En el caso de profesiones específicas, son los biólogos quienes más la han desarrollado. Aquí también se ubican las capacidades pictóricas, pues tienen que ver con facultades como observar, interpretar y reproducir, tal y como haría un pintor, escultor o diseñador.

Quién debería leer este libro

El libro de Gardner es un clásico en el ámbito de la psicología. Si tienes interés por esta rama del conocimiento o quieres profundizar en el concepto de inteligencias múltiples, este libro es para ti. Seguramente te ayudará a identificar el área en el que más destaques.

Comprar Inteligencias múltiples