Saltar al contenido
ResumenOnline.com

El principio del 80/20 (la ley de Pareto)

Tiempo de lectura: 4 minutos

Autor: Richard Koch

Sinopsis: Conocer el principio del 80/20 te ayudará a encaminar tus proyectos de forma eficiente. No solo eso, sino que te enseñará a redirigir tu vida diaria.

Hay que identificar, cultivar, cuidar y multiplicar las pocas cosas que funcionan fantásticamente bien.

“El principio del 80/20”, de Richard Koch

Resumen El principio del 80/20

Resumen

El principio del 80/20 es un clásico que fue nombrado uno de los 25 mejores libros comerciales por la revista GQ del siglo XX. En él, se nos explica el principio de Pareto, también llamado principio del 80/20.

En términos generales, este principio sostiene que, para la inmensa mayoría de fenómenos, el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas. ¿Cómo aplicamos dicha regla a los negocios y a nuestra vida? Te lo mostramos a continuación.

Sé eficiente con tu tiempo

Hacer más no te proporcionará mejores resultados ni mayores recompensas. Parece algo absurdo, pero el libro demuestra que muchas empresas aplican el principio del 80/20. Dentro de todas las actividades que haya pendientes, es mejor enfocarse en realizar aquellas que son cruciales.

A partir de esta simplicidad, quitamos de la ecuación actividades que, si bien tienen su grado de importancia, solo sirven como distractores de nuestro verdadero objetivo. Sé eficiente con tu tiempo y dedícalo a aquello que se traducirá en un mayor beneficio.

Una gran parte de los resultados llega solo con una pequeña parte del trabajo

Aquí tenemos el ejemplo típico de la procrastinación. Tienes un trabajo y un número determinado de semanas para cumplirlo. Sin embargo, faltando pocos días para la fecha límite te pones con ello y resulta que eres más eficiente en ese período de tiempo que en todas las semanas anteriores.

El principio de Pareto nos lleva a concluir que el 80% de los resultados se obtiene a partir del 20% del esfuerzo. Evidentemente, estos números son orientativos y pueden variar en cada caso, pero ofrecen un panorama general para entender el concepto fundamental: más no siempre es mejor.

La regla del 80/20 nos parece antinatural

Estamos acostumbrados a creer que el universo está en equilibrio o que tiende al mismo. Nada más equivocado.

Para ejemplificarlo, el autor nos dice que en todas las lenguas existe un número reducido de palabras (el 20%) que componen cerca del 80% de nuestras conversaciones diarias.

El problema existe porque las personas tendemos a creer que el trabajo y la recompensa deben ser iguales para todos. Sin embargo, el principio del 80/20 nos enseña que no siempre es así.

Puedes mejorar tu proceso de trabajo y optimizar resultados

Aunque todo esto pueda parecer mera teoría, en realidad es muy sencillo aplicarlo en ti y tu vida cotidiana.

Reconoce tu tiempo malgastado e inviértelo en aquel 20% que servirá para maximizar tus resultados. De modo similar, analiza los procesos de tu trabajo para identificar aquellos que son ineficientes y consumen demasiada energía para los resultados que ofrecen a cambio. Reorganizando todo esto, puedes aumentar drásticamente tu eficiencia.

En los negocios, aplica el principio de Pareto

Un punto de partida importante es analizar la calidad y cantidad de productos que ofreces. Enfócate en aquellos que te producen mayores ganancias y resta prioridad a los demás, convirtiéndolos en una alternativa, pero no tu fuente de ingresos central.

Por lo tanto, en lugar de una enorme gama de productos, escoge aquellos que te simplifiquen la vida y no requieran de demasiado trabajo. Con esto recortarás enormes gastos e incrementarás los beneficios de forma increíble.

La ley del 80/20 aplicada a tu vida personal

El principio de Pareto puede funcionar en tu negocio, pero también en tu vida cotidiana. Analiza tus relaciones personales: solo el 20% de ellas producen el 80% de verdadero valor para ti.

En el caso de la administración de tu tiempo, aprende a diferenciar entre tareas poco importantes y aquellas que requieren tu máxima atención.

Incluso en temas tan particulares como la felicidad, debes identificar el origen de esta. Considera el 20% de tus actividades diarias que se orientan a producir el 80% de tu felicidad. Enfócate en ellas, restando importancia al resto, y disfruta de una vida más plena.

Quién debería leer este libro

Aconsejamos la lectura de este texto a personas emprendedoras que quieran saber la manera más eficiente de dirigir sus negocios.

Pero también es ideal para aquellos que deseen potenciar su vida personal. Después de todo, nuestra vida diaria sigue este principio, así que nada mejor que saber cómo funciona y usarlo en nuestro beneficio.

Comprar El principio del 80/20

En oferta