Saltar al contenido
ResumenOnline.com

Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus

Tiempo de lectura: 3 minutos

Autor: John Gray

Sinopsis: Los hombres y las mujeres somos muy diferentes, cosa que se puede observar en las relaciones de pareja. Sin embargo, podemos utilizar esas diferencias para fortalecer la confianza y el amor.

Así como la comunicación constituye el elemento más importante en una relación, las discusiones pueden ser el elemento más destructivo.

“Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus”, de John Gray

Resumen Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus

Resumen

Un clásico moderno que no tiene desperdicio. Tras años de investigación, el doctor Gray nos ofrece el resultado de estudiar cómo reaccionan los hombres y las mujeres a diversos estímulos, emociones y situaciones. A partir de sus estudios, el autor concluye que presentamos diferencias importantes, las cuales deben conocerse para que la relación de pareja prospere.

A continuación te dejamos algunos de los puntos clave. Evidentemente, te invitamos a que leas este bestseller y descubras por ti mismo el sentido del título del libro.

Debemos respetar las diferencias para que el amor pueda florecer

Muchas veces las diferencias son las que causan los mayores conflictos en la pareja. La mujer suele compartir sus sentimientos no para que el hombre los solucione, sino por la sola necesidad de sentirse escuchada.

Del mismo modo, cuando una mujer rechaza todas las soluciones que el hombre le ofrece, este siente que ha fallado en su papel. Duda de la confianza de su pareja y su intención de escuchar disminuye progresivamente.

Por eso debemos recordar estas diferencias y tratar de entender al otro. No siempre las mujeres quieren que los hombres soluciones sus problemas. Por otra parte, los hombres no siempre quieren ser solo oyentes de estos problemas. Gestionando las necesidades de ambos se puede conseguir la armonía.

Maneras en las que nos enfrentamos al estrés

Aquí es donde surge una de las mayores diferencias entre hombres y mujeres: para el hombre, el estrés se soluciona resolviendo los problemas que lo causan; para la mujer, la solución está en expresar, comunicar aquello que le causa estrés.

En ese sentido, el hombre es más introspectivo. Se aísla en su mente hasta que consiga resolver todos sus problemas. En cambio, la mujer siente la necesidad de hablar de sus problemas, no necesariamente para solucionarlos, sino para ser escuchada.

Al tomar distintas estrategias para enfrentarse al estrés, los mayores conflictos suelen aflorar cuando ambos se encuentran estresados. En la pareja, por muy difícil que sea, se debe busca el bien del otro y procurar renunciar un poco a nosotros mismos. De eso se trata el amor, de ceder.

Un hombre se siente fuerte cuando se siente necesitado

Si un hombre no siente que lo necesitan, poco a poco se torna pasivo y pierde la motivación. Toda satisfacción de su pareja es también la suya y se siente bien cuando puede ayudarla en lo que ella necesite.

De modo similar, la mujer necesita del apoyo de su pareja, ya sea como oyente o como solucionador de ciertas dificultades. Como en todo, la comunicación es fundamental para evitar malos entendidos.

La buena comunicación depende de ambos

Que una mujer se queje de los problemas no significa que esté culpando al hombre. Muchas veces se produce esta confusión, lo que deriva en problemas dentro de la pareja. Por eso, la mujer debe ser receptiva con su compañero y valorar el hecho de que la esté escuchando.

La buena comunicación depende de ambos y de qué tan empáticos sean el uno con el otro. Deben entender que sus diferencias, en lugar de suponer un problema, pueden ser momentos para desarrollar la comprensión y sentir un amor más profundo.

Quién debería leer este libro

Todas las parejas tienen momentos difíciles y este libro puede ser de gran ayuda en esas situaciones. También es ideal para quienes deseen mejorar futuras relaciones, entendiendo al sexo opuesto y su manera de pensar.

Comprar Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus